Yo no te perdí

Hoy me di cuenta que las lágrimas se agotaron, aquello que tanto dolió, que tanto hizo daño se esfumo. Se fue como el humo de un cigarro disipándose en el aire.

Mi corazón se había vuelto un desierto y con su partida dejo sembradas algunas semillas, ahora puedo cosechar tanta paz y tranquilidad que había perdido cuando te fuiste.

Me di cuenta que a veces se gana más perdiéndolo todo, que caer no significa estar derrotado y en ocasiones es señal de que vas ganando. No me arrepiento de nada, inclusive de perder amigos en el trayecto por defender a alguien que termino siendo lo que ellos decían que era y que nunca creí.

Me voy con la cabeza en alto, me llamaron hipócrita por contar lo bueno a su lado, siempre fiel a mi ideal solo podía expresar las cosas buenas que había de nosotros.

Hace mucho no ronda su nombre en mi cabeza, hace tiempo que no me da miedo salir a la calle por miedo a cruzarnos en la inmensidad de la ciudad.

Me llevo conmigo nuestra historia, guardada en el corazón.

Me di cuenta que no te perdí nunca, fuimos uno, compartimos momentos, inclusive nos quisimos demasiado; sin embargo, yo no te perdí, me perdiste. Lo digo sonriendo y con lágrimas de felicidad al saberme libre.

Entregue todo, arriesgue todo, inclusive aquello que no tenía. Nunca puse condiciones, luche contra mis miedos, miedos que me limitaban. Todo lo que di siempre fue sincero, directo del corazón, por convicción y nunca por obligación.

Ahora entiendo la frase –Todo pasa por algo. – y lo comprendo, al final una espada es el resultado de miles de golpes bajo el fuego.

Quiero correr por el parque, ese ser insoportable dentro de mí por fin me libero, me dejo ser libre. Dejo de atormentarme por algo que acabo hace mucho.

Fue un proceso duro y demasiado largo. Hoy mis lágrimas terminaron, su voz ya no resuena en mi interior. Me siento libre, con ganas de amar. El proceso te hace madurar, te obliga a reflexionar. Quiero entregarlo de nuevo todo, gritar de norte a sur mi amor hacía una nueva ilusión, sin temor a volver a ser herido.

Estoy listo para continuar, me despido del dolor. No me queda duda alguna, yo gane esta batalla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s